Húmedo en PROA

HORIZONTE CERÁMICO

por Olga Martínez

El descubrimiento de las capacidades del material cerámico data de la prehistoria, desde las primeras experiencias con arcillas y su reacción al combinarse con agua o calor; hasta la incorporación del torno -primero fijo y luego giratorio-, y más tarde el hallazgo de los resultados de horneadas a diversas temperaturas. Los creadores contemporáneos que presenta esta sala dan cuenta de muchos de esos procesos, de muchas de las funciones de la cerámica en el presente, e incluso de su potencial para la experimentación y sus perspectivas hacia el futuro.

Desdeutensilios vinculados a la comida, la vajilla o servicios de mesa, hasta los ladrillos, las tejas y artefactossanitarios, como piezas de grifería, los revestimientos y las decoraciones. La lista continúa en muchos otros ámbitos como el industrial y técnico que aprovecha las propiedades de las arcillas (porosidad, resistencia térmica, dureza, etc.) para elaborar productos de alta durabilidad para la resolución de tareas específicas. Así encontramos desde quemadores, aisladores eléctricos, filtros de agua, incluso usos en el ámbito de la salud. En todos ellos, intervienen el material y el diseño.

Integran la sala artistas, ceramistas, artesanos, ingenieros y diseñadores y todos eligen los materiales cerámicos tanto para la producción de herramientas de uso como la realización de formas artísticas y experimentales. En todos coincide el valor por lo procesual, por ir más allá del material o de sus saberes disciplinares.

Las nuevas tecnologías como el diseño computacional, la impresión 3D y el fresado CNC son un nuevo aporte para la creación de modelos morfológicamente complejos. Las obras exhibidas confirman que el horizonte de la cerámica ha dejado de ser sólo analógico para incluir la tecnología digital y la robótica.

Las variedades de propuestas revelan los procesos históricos y contemporáneos que los creadores eligen. Desde el uso de la expresión y la huella en el tratamiento de la materia, presente en las piezas de Santiago Lena, Cristián Mohaded y el “paisaje” de Leila Córdoba, hasta la transparente porcelana industrial o del papel en Ruth Gurvich, esta serie de obras muestran el carácter individual en el trabajo. Mientras que las piezas de Heidi Jalkh, SaV Ceramics y José Huidobro experimentan e indagan en propuestas tecnológicas y funcionales que con su creatividad proponen nuevas alternativas a la industria.